ElDeDalt

sábado, 1 de diciembre de 2012

La canción del nombre largo

Aún recuerdo la primera vez que escuché ''En el mundo genial de las cosas que dices''. En realidad, uno ya sabe que una canción le va a marcar desde que escucha los primeros segundos de su melodía y nota una sensación de alegria, que difícilmente puede encontrarse en otra cosa que no sea la música. Es ese instante en el que deseas que lo que has escuchado continúe sonando tan perfecto en tus oídos durante toda la canción. Piensas: tengo los pelos de punta, aquí pasa algo raro. Intentas asimilar la melodía, sin dejar de pensar que ''esa es la canción perfecta que hubiera compuesto yo, si no fuese porque éstos tipos se han adelantado''. Admito que me ha pasado muchísimas veces, pero con esta canción, fue especial. Y lo es aún.
Aquel día, personalmente fue una fuente de emociones.

Finalizaba una etapa importante de mi vida, la cual coincidió con el lanzamiento de ''Fácil''. Entonces, una vez con el CD en la mano y liberado del maldito Bachillerato, me dispuse a escucharlo. Dije: vale, tendré que ir poco a poco. Escucharé la primera: ''ya la tengo muy escuchada, pero me gusta''. La segunda: ''vaya, para ser la primera que descubro del disco, es innovadora; creo que es la típica que después de escucharla miles de veces, acabará atrapándote, pero lo importante es que hoy aún no lo ha conseguido''. Y llegó el error: ''me la sabía, esta bien''; el último día: ''bien, tiene su cosa''.

En ese instante pensaba que la mejor canción del disco la había escuchado y era su single, Fácil. Pero empezó la melodia de la canción número cinco. Ví el nombre y dije: ''¿vaya, es un nombre un poco largo para una canción, no?''. En ese momento supe que esa es la canción camuflada del disco. Era la canción que le daba el toque que le faltaba al disco, sin lugar a dudas. Cuando terminó de sonar en mi reproductor pensé: ''Cuando el mundo se entere de esto, lo van a flipar''. Después de esto, sonó todo el disco: con lo que nos hemos dado, sobraron precipicios, verso acabado, punto, el inventario (¡Pero si son los delincuentes otra vez!), y no queda nadie; pero en realidad, ya no pude escuchar nada. En mi cabeza tenía solo en mente la número cinco, la del nombre largo.

Así fue. La del nombre largo, tardó mucho tiempo en triunfar a nivel comercial porque fue el último single del CD, pero lo hizo. Además, merece la pena remarcar que el videoclip es muy bonito, yo diría que precioso. Los niños adornan muchísimo un vídeoclip (¿se nota que estudio magisterio?). Puedo decir que he escuchado muchísimas canciones desde aquel dia, pero cada dia que pasa recuerdo mejor la primera vez que escuché ''En el mundo genial de las cosas que dices''.


En el mundo genial de las cosas que dices (Fácil, 2010)        Fuente: Youtube


La Tortuga de MN.

2 comentarios:

  1. Llevo 6 meses escuchando esta canción cada día sin exagerar, cada día, porque me trae recuerdos de la chica que me la enseño...La mejor canción que he escuchado en mi vida! Empece con esa canción y ahora me se la letra de todo el disco entero. Esta canción me ha marcado para el resto de mis días y no exagero. Gracias, el texto es simplemente extraordinario, sin palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, muchas vidas son las que dependen de esta canción! Ya sea por recuerdos, por vivencias especiales a las que relacionamos con esta canción, etc. Toda la razón. Muchísimas gracias por tu comentario, de verdad :)

      Eliminar