ElDeDalt

lunes, 10 de diciembre de 2012

Diciembre

Tortugas, nos encontramos en la recta final del año. Supongo que habréis vivido de todo este año, y en unos aspectos no querréis que se vaya, y en otros sí. Como todos los años. Pero yo estoy aquí escribiendo para resaltar los buenos, aquellos en los que te das cuenta de que vivir vale la pena, que es un regalo el cual se nos dio y que, como todo lo que es gratis, hay que agarrarlo y no soltarlo, por porque el regalo podría haber caído hacia otro lugar pero no; cayó en ti. El tiempo pasa, y parece ser que por mucho que lo intentemos, no lograremos pararlo. Así que, dejaros caer, los segundos nos llevarán allá donde nos merezcamos. Siempre dicen que si no puedes con el enemigo te unas a él, y creo que esta vez, el ser humano que inventó esta cansina frase, tiene toda la razón.

Han pasado ya diez días desde que empezó la ilusión por llegar a unas fechas especiales. No por la Navidad en sí, sino por lo que vivimos en ella. No sé si estaréis de acuerdo conmigo, pero la Navidad nos hace propensos al contacto con aquellas personas con las que compartimos nuestra vida. Comidas de navidad junto a tus compañeros de trabajo o de clase (en estas fechas quien tenga compañeros de trabajo es muy afortunado, así que no os quejéis), junto a los amigos a los que hace siglos que no ves, junto a las personas a las que quisieras dedicar mucho más tiempo y por cualquier motivo no lo haces, y sobre todo junto a tu familia: personas a las que estas tan acostumbrado a tratar durante el día a día, que te has olvidado de que són ellas las más importantes y las que estaran ahí siempre, en lo bueno y en lo malo. Y es, por eso, que se merecen más que nadie los minutos de tu tiempo. Incito a las personas que estén dudando en regalarle un abrazo a aquellas personas que lo merecen, que lo hagan ya mismo. No perdáis el tiempo. Esta época vacacional que se acerca, te da un respiro de tu vida diaria y te incita al relax, la celebración y la felicidad junto a los tuyos. Sí, ha llegado la hora de dejarlo todo aparcado a un costado: estudios, trabajo, ansia, estrés, seriedad, obligaciones, etc. Nada de lo que en estos momentos estamos haciendo es importante, si no lo podemos compartir con las personas a las que queremos.

Será una época perfecta, pero sólo si tú la haces perfecta y la compartes con los tuyos, dándote cuenta de que no estas a solas en este mundo. Por grandioso que sea aprobar un examen con nota, dar una imagen brillante hacia tu jefe y cobrar el sueldazo de tu vida, o ser muy eficiente y productivo en lo que te dediques, de nada te sirve si cuando vuelves a casa no hay nadie con el que compartir tu nota, tu sueldo o tu eficiencia. Por todo esto, te animo a que abras los ojos. Seguro que en estos momentos, alguno de vosotros no estáis valorando a muchas personas (sean familia o no) por el simple hecho de creerte que estarán a tu lado durante toda tu vida. Creerás que no son ellas en la que tienes que centrar tu cariño porque das por supuesto que sin demostrarlo, se lo das. Bien, en estas fechas que se acercan, tienes la posibilidad de sorprender a estas personas. Esta época es la excusa perfecta para sorprenderlas. Les debes muchísimos abrazos, cuando ellas solamente se conforman con uno. No lo dudes, dáselo. Las tortugas somos agradecidas, no lo olvides.

''Sabemos que demasiada gente sigue con los ojos cerrados. Tal vez este sea un buen momento para empezar a abrirlos''.

                                    Maldita Nerea - Abrí los ojos
(El secreto de las tortugas, 2009)                                              Fuente: YouTube


La tortuga de MN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada