ElDeDalt

viernes, 8 de marzo de 2013

Cosas de niños

Desaparecí. A estas horas, supongo que os extrañará mi desaparición. Bien, tengo que comunicaros que a mi también. Mi ordenador, sin avisar, se fue. Maldito bastardo.

Bien. No se fue del todo, ya que entra en garantía por dos mesecitos (¡chúpate esa Samsung!). Pero el jodío me dio un buen susto. Aunque la verdad, una temporadita obligándome a no tocar nada que tenga que ver con internet te obliga a desconectar, y tengo que admitir que a veces desconectar va bastante bien. Le das valor a cosas que antes pasaban desapercibidas... como ver un simple atardecer mientras escucho música. Dormirse en el sofá viendo la que antes era tu serie favorita. Etc, etc, etc.

En todo caso, y viendo el lado positivo de las cosas, me gusta la sensación de querer contar tantísimas cosas. ¡Me encanta! Porque os debo muchísimas entradas, lo sé, y lo mejor de todo es que tengo muchísimas cosas que contaros.

''El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina, ni un comercio, ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia''. Albert Keith Chesterton.

Durante este mes (o por ahí, no me apetece buscar el calendario) me han pasado infinidad de cosas. Solamente deciros que como docente, estoy orgulloso de mi futuro trabajo. Y entre otras muchas cosas que os podría contar, deciros que he estado de prácticas en una escuela. Sí, ''dando'' clase. Hoy ha sido el último día, y nunca imaginé que fuese tan difícil este trabajo. Y al mismo tiempo tan bonito dejarlo. De verdad, ver a 25 cabecitas rodeándote en un abrazo, y rogándote que vuelvas pronto, no tiene precio. Es el típico momento en el que, sinceramente, te apetece llorar. Solo dos semanas me han bastado para saber lo que quiero. La experiencia como maestro en prácticas me da para muchísimas entradas. De verdad, voy a contaros todos los detalles; todo lo que sentí teniendo al futuro de la humanidad sentado enfrente mía. Habréis deducido que le doy muchísima importancia a la educación, ¿verdad? Pues os equivocáis, le doy la importancia que tiene, nada más. Próximamente lo hablaré. Tengo la necesidad de hacerlo.

''La palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices.'' Albert Einstein.

Pocoyo - Gangnam Style

Fuente: YouTube

 ''El futuro del mundo pende del aliento de los niños que van a la escuela.'' El Talmud.
Y como veis, he sido breve. Nada más pueda, continuaré. Perdón por mi indisposición, lo compensaré. ¡Nos vemos pronto!

LaTortugaDeMN

2 comentarios:

  1. Si tienes verdadera vocación la docencia llenará tu vida. Yo llevo algo más de 22 años dedicada a ella y tengo las mismas ganas y la misma ilusión que el primer día. Disfruto cada segundo que estoy con mis niños/as.
    Saludos muy cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran ejemplo. Espero que sea así, sinceramente. Gracias por tu comentario, de verdad.

      Saludos! :)

      Eliminar