ElDeDalt

martes, 28 de mayo de 2013

Enseñanza

Me ha servido de mucho vivir en primera persona lo que significa tener la responsabilidad de educar a los niños pertenecientes a la educación primaria. He vivido en primera persona lo que significa pertenecer a una clase; seguir sus normas, sus costumbres, su rutina, etc. He aprendido que cada clase no es autónoma de las otras, sino lo contrario: todas dependen de todas. Las prácticas no se limitan a una clase, sino que aprendes a convivir en grupo con profesores, que generalmente, comparten conocimientos entre ellos, para así tener una perfecta coordinación en la educación. Veo fundamental esta asignatura por dos motivos principalmente.

En primer lugar, todo docente tiene que ‘’probar’’ lo que es verdaderamente la enseñanza, ya que es una carrera que requiere de cierta vocación, y no a todo el mundo le gusta. Por ese motivo, las prácticas en el primer año sirven para decidir si verdaderamente te llena la docencia. En segundo lugar, estar preparado para dar el gran salto de estudiar a trabajar es fundamental; y este propósito solo se consigue si se prepara al futuro docente a partir de la vivencia de situaciones reales, es decir, de experiencias en la profesión de maestro. Esa experiencia, es imposible ganarla estudiando libros de texto; solo se consigue si se aplica un correcto plan de prácticas coordinado con los estudios, para así combinar la teoría y la práctica. Por todo esto, veo necesario que las prácticas estén muy presentes durante el transcurso de la carrera.


Me gustaría destacar que, durante estos doce días, he recibido mi primer gran sueldo: el reconocimiento de veinticinco niños, que nada más salir de clase, me ven como un ejemplo a seguir. Esas sonrisas que te dedican cuando te ven por la calle, no las podría pagar ningún sueldo en el mundo.

LaTortugaDeMN

2 comentarios: