ElDeDalt

jueves, 31 de enero de 2013

La sonrisa

Me aburro. Lo lógico en estas situaciones suelo divagar por youtube, viendo videos de música, de buenafuente, o de caídas, entre otros temas de interés. Bien, pues hoy escribo porque ya hacía unos días que no actualizaba el blog por causas estudiantiles, y porque ha dado la casualidad de que he pinchado encima de un vídeo de ''El Canto Del Loco''.

Personalmente, son un grupo que han marcado mi infancia, y resulta curioso que una simple canción pueda refrescar a tu memoria tantísimos recuerdos que en tu ''adultez'' habías olvidado. Nostalgias de juventud. Aquellos tiempos en los que la única preocupación que tenía era ganar ese partidillo a futbol que se jugaba en el recreo de mi colegio. Época en la que se jugaba por completo. Se jugaba a ser maestros, se jugaba a ser un cocinitas junto a tu mamá o tu papá, se jugaba a coleccionar los cromos y a ''apostárselos'' con tus amigos,  se jugaba sin necesitarlo a colarle una chuleta al maestro y a presumir de copión en el patio, y se jugaba, sobre todo, al amor. Vivíamos del amor un juego en el que, en realidad, no perdíamos casi nunca.

Es entonces al crecer cuando te das cuenta de que cuando eras ''joven'' te lo tomabas absolutamente todo como un juego. Añoro aquellos tiempos, de verdad. Es más, muchas veces desearía volver y no crecer nunca. Pero, de repente, tu mente y la obviedad te mandan a callar. Y callas.

Pero en realidad, nos equivocamos al añorar lo que no hemos perdido del todo. Sí, estoy diciendo que dentro de nosotros aquel niño que jugaba en el patio resiste. El problema es que lo tenemos atado, amordazado sin dejarlo campar a sus anchas. ¿Y porque lo tenemos así? Porque no nos dejan liberarlo. Ser niño en un mundo adulto esta mal visto. Volvemos a los gustos de la sociedad... maldita sociedad.

Por todo esto, te animo a que saques al niño que llevas dentro. Al niño que le encanta mojarse bajo la lluvia; al niño travieso que le da al timbre y sale corriendo; al niño que decía lo que pensaba sin impedimentos y sobre todo, concluyendo una lista que podría ser infinita, que saques al niño que sonreía con una simple gominola. Esa sonrisa.

Ahi va mi recuerdo. ¿Que os hace recordar de esta canción?

El Canto Del Loco - Puede Ser

(A contracorriente, 2002)                                  Fuente: YouTube

¡Gracias por seguirme, de verdad! :)

LaTortugaDeMN

domingo, 27 de enero de 2013

Persigue tu sueño

- Mireia Belmonte, ''Para alcanzar lo que nunca has tenido tendrás que hacer lo que nunca has hecho''.

Esta es la mentalidad con la que Mireia Belmonte, medallista de plata por partida doble en los pasados Juegos Olímpicos de Londres 2012, consiguió hacer historia en la piscina inglesa. Pero, ¿que hay detrás de esas palabras?

Detrás de esas palabras hay sacrificio. El sacrificio de alimentarse y vivir condicionado a todas horas de una forma exhaustiva por y para alcanzar su sueño. La locura de dedicarle 5 horas diarias a entrenar duramente, aguantando situaciones extremas.  Esfuerzos de los que nadie, excepto ella y aquellas personas que están dispuestas a sufrirlos, se podrá hacer una idea de lo que en realidad son. Verdaderos guerreros persiguiendo sus sueños.

- Séneca, ''Ningún gran genio se dio sin una mezcla de locura''.

Pero tú, lector de este blog, me gustaría que despertases y te comparases con ella. Y no es ninguna estupidez. Porque estas hecho de su misma materia, aunque ahora mismo no te lo creas. Tu cuerpo y tu mente tienen las mismas capacidades para llegar a cumplir tus sueños que las de Mireia Belmonte, doble medallista en unos Juegos Olímpicos.

- Unámuno, ''La locura, la verdadera locura, nos está haciendo mucha falta, a ver si nos cura de esta peste del sentido común que nos tiene a cada uno ahogado el propio''.

El problema que se nos presenta es el de siempre. Creer que el mundo de los sueños pertenece a otros. y lo creemos por culpa de miles de personas que nos llaman ''ilusos'' cuando queremos cumplir nuestros sueños realidad. Nos llaman locos. Según ellos, nos esforzamos ''inútilmente'' por hacer realidad los sueños, y perdemos fuerzas y tiempo luchando por ''estupideces'' que nunca se cumplirán. Según dicen ellos, son sueños inalcanzables. Sería extraño que nunca hayáis escuchado  palabras como ''no sé porque te esfuerzas, es imposible así que déjalo'', ''estas loco'', ''no pierdas el tiempo y dedícale tiempo a lo que existe, y no a sueños''. He escuchado muchísimas veces estas frases, y me río de las personas que las dicen.

- Erasmo de Rotterdam, ''La locura es el origen de las hazañas de todos los héroes''.

Si creemos que los sueños son imposibles, es porque existen personas que se conforman con esperar sentado a la vida. Porque yo, personalmente, no te lo puedo decir, pero si Mireia Belmonte leyése esto, estoy seguro de que te diría que aquellos sueños que imaginaba lejanos e inalcanzables, se pueden alcanzar. Eso si, solamente los alcanzarás si aprendes a ignorar a aquellos que se reirán de ti cuando creas en tus sueños. Así que, créetelo. Ten fe en ti mismo, sacrifícate en la lucha por lo que quieres y cárgate de optimismo para soportar todos los baches que te encontrarás en el camino.

Samuel Beckett, ''Todos nacemos locos. Algunos continúan así siempre''.

En busca de la Felicidad - Persigue tu sueño

Fuente: YouTube

A partir de ahora, alégrate de que te definan como una persona ''loca''. Significará que dispones de las armas para luchar por tus sueños.

Dale las gracias por el piropo :)

LaTortugaDeMN

jueves, 24 de enero de 2013

Momentos que no morirán jamás

Hay momentos que no morirán jamás.

Me gustaría que te dedicáses unos minutos a mentalizar aquellos buenos momentos que hayas vivido y que, por cualquier motivo, recuerdes con un cariño especial. Aquellos que no olvidarás jamás. Momentos en los que piensas que ni las películas pueden mejorarlos. Momentos en los que no existe ni tiempo ni espacio. En ellos, la vida no importa. Sólo nos importa vivir el momento, como debería de ser. ¿Porque no podremos vivir esa sensación de alegría más veces?¿Es necesario vivir estos momentos para poder disfrutar de la vida verdaderamente? ¿Tan complicados somos?

Sonrisa en tu cara. Lágrimas despistadas. Es entonces  cuando piensas: ''creía que solo se lloraba cuando estabas triste...''. Momentos en los que suspiras soplos de esperanza infinita. 

Son aquellos momentos en los que el mundo te da igual; Los complejos de la sociedad te importan nada; ''los exámenes? ¿pero eso que es? ¿por eso sufro yo?''; El problema de que ''muy pronto se acabarán las vacaciones'' no te provoca depresión; No existen complejos, olvidas aquello que otros días odiabas de tí. ¿Soy demasiado alto? Me da igual. ¿Demasiado bajito? Que le den. ¿Feo? Depende de quien mire. ¿Guapo? Depende de quien mire. ¿Despistado? ¡Y a mí que! Estaréis conmigo en que en esos momentos todo te da igual. Es tal el derroche de alegría, que borras tristezas de tu mundo. 

Si estáis pasando una buena racha, espero que continúe así. Y espero que sepáis hacerla durar cuanto más, mejor. En caso contrario y si creéis no tener la solución a esa crisis, os digo que quedan muchísimos momentos preciosos que vivir, y si no llegan es porque se hacen de esperar. Intentad superar la espera lo mejor posible, porque llegarán cuanto menos te lo esperéis.  Y cuando lleguen, os daréis cuenta de que vivir vale la pena.



La Oreja de Van Gogh, Ruben Pozo - Las Noches Que No Mueren


(Cometas por el cielo, 2012)                                     Fuente: YouTube

Gracias por leerme, Tortugas :)

LaTortugaDeMN

lunes, 21 de enero de 2013

El espejismo

Por mucho que corráis, nunca llegaréis a alcanzar la felicidad.

Terminé examenes. Una especie de libertad me inunda. Pero no deja de ser eso: solamente una especie de libertad. Porque ayer, a esta misma hora, estaba completamente seguro de que hoy sería el hombre más feliz del mundo. Liberado de exámenes y de precupaciones típicas de estudiantes, me creía que hoy sería el día cumbre de la felicidad. Sin embargo, no ha sido así.

Pero no es la primera vez que siento algo así. El claro ejemplo es la llegada del verano. ¿Quien está seguro de que la felicidad llegará cuando lleguen las vacaciones de verano? Probablemente la mayoría de vosotros os hayáis sentido identificados. Pero, a la hora de la verdad; el mismo día que comienza el verano o los días de verano. ¿Sentís tanta felicidad como os imaginábais? ¿Verdad que no? Curioso, al menos.

Por eso. Y después de las miles de veces que me ha sucedido esta situación, he llegado a la conclusión de algo. En primer lugar, no esperéis alcanzar la felicidad, porque definir la felicidad como un objetivo o una meta es inútil. Al final, cuando llegas a ese destino de ''felicidad'' te das cuenta de que simplemente era un espejismo. Luego, en segundo lugar, decir que después de todo este tiempo, también puedo afirmar de que no es el destino lo que nos provoca la felicidad: sino el camino. Es el trayecto el que nos proporcionará esos momentos de felicidad, y sucederán cuando menos te lo esperas.

Y finalmente, acabar esta entrada con una frase que me inventé un día de inspiración y que a mi madre, al menos, le gustó: la felicidad es el reflejo de la tristeza. Así es, un reflejo. Un espejismo.

¡Muchas gracias por vuestro tiempo!

Sed felices :)

LaTortugaDeMN

viernes, 18 de enero de 2013

Delirios de Robin Hood

Así a priori, deduzco que estáis más que hartos de escuchar este tipo de frases que parecen arreglar la vida, solamente con escucharlas. ''No hay mal que por bien no venga'', ''Después de la tormenta siempre viene la calma'', ''Quien la sigue la consigue'' etc. Frases, que sí, tienen toda la razón del mundo. Y yo lo admito; son muy ciertas. Pero el problema es que la gente las dice sin sentirlas. Así que, yo no voy a ser una especie de telegrama de frases, porque no, creo que es un acto bastante ''vacío'' emocionalmente, y que no provocará nada en vosotros. 

''En las cenizas del fracaso está la sabiduría''. 

 Ahora estaréis diciendo: ¿Pero este tio no decía que odiaba las frasecitas? Primero que se aclare, vaya embustero... ¡me marcho del blog!' Pues yo te animo a que lo hagas, eso sí, solamente si es para ver a Los Simpson en la Neox (es el capítulo de la golosina verde de Homer, no tiene desperdicio). Ahora en serio, te recomiendo que no dejes de leerme, porque esta frase que en un principio suena bien sintácticamente, suena mucho mejor si la canta Eva Amaral en uno de sus últimos álbumes. Esta canción habla del fracaso más absoluto, del aparente pesimismo más radical. Todos os habréis sentido ''inútiles'' alguna vez en vuestras vidas. Momento en el que parece que no tienes alma, que resultas completamente hundido en la nada más absoluta. Sí, la canción es desesperanzadora, pero muchas obras de artes son tristes (cuadros o pinturas, por ejemplo), aunque no por eso dejan de ser obras de arte. 

 Pues, por muy difícil que parece, de esa canción saqué el optimismo que necesitaba en momentos frágiles. Muy frágiles. ¿Porque? Por una frase del principio con mucho contenido y que cantada por Eva, se llena de significado. Escucharla, y debajo concluyo: 


Amaral - Robin Hood


(Hacia lo Salvaje, 2011)                                   Fuente: YouTube

¿En qué os habéis quedado de la canción? Sí, vale el pesimismo parece muy fuerte. pero, yo me pregunto ahora.. ¿quién mejor que un borracho bebiendo en un bar para decirle a Eva que en las cenizas del fracaso estaba la sabiduría? Nadie. Recordad que los únicos que dicen la verdad son los niños y los borrachos. 

Si es verdad que en esos momentos de fracaso está la sabiduría, no perdamos el tiempo dentro del pesimismo más absoluto, porque el fracaso no conduce al fracaso; conduce al saber: y el saber, al triunfo. Firmado por un borracho. 

Yo, al menos, le creo. ¿Y tú?

Gracias por leerme, Tortugas :)

LaTortugaDeMN

martes, 15 de enero de 2013

Vuela libre paloma

Lo peor de todo, es que sucede cuando menos te lo esperas.

Hace aproximadamente año y medio ocurrió. Te levantas como si de un día habitual se tratase, pensando que será uno de esos días en los que como todos, no pasará absolutamente nada relevante; despertarás, te levantarás, abrirás bien los ojos y lo verás todo como lo viste ayer. El inicio de un día tan igual como todos. Y es cuando te quejas de la monotonía. ''Que aburrimiento de vida, por dios!'', te susurras a ti mismo. Lo maldices todo, y se te ocurren miles de locuras que se podrían hacer para romper la monotonía. La más frecuente suele ser la de dirigirse al aeropuerto, coger el primer vuelo que esté disponible, y marchar a vivir aventuras por el mundo, como diría un amigo mío: ¡a lo loco!

Es metafórico. En realidad todo el mundo desea tener un día diferente al habitual; siempre que nos levantamos intentamos que nos pase algo magnífico, algo que nos sorprenda, que nos deje perplejos, y que nos rompa la rutina, esa maldita rutina.Y si no sucede lo deseado, estamos ''tristes'' y aburridos; entre otros adjetivos que nos inventamos sobre la marcha. Y yo digo: vaya tristeza más ridícula. Porque eso no es un problema para estar ''triste'', sinceramente lo digo.

Hay muchísimos problemas (estos sí, verdaderos problemas). Y por experiencia, te puedo decir que ése anterior no es un problema, ni nunca lo será. El verdadero problema surge cuando sucede lo que nadie se espera. Lo que crees que sólo en tus peores sueños se puede sufrir. La vida te ha cambiado la rutina del día por algo peor; y entonces, te cuesta asimilarlo. Te sorprendes de lo muy cerda que puede ser la vida. Entonces, toca sentir tristeza, pero de verdad. Esa tristeza; esa falta de algo que sientes adentro, no se puede solucionar comprando un billete al primer destino que encuentres en el aeropuerto. Una de tus palomas ha echado a volar. Tal vez no es la mas importante en tu vida, cierto, pero es una paloma. Tu paloma.

Después del paso del tiempo, que es el único que te puede ayudar en esto (y de hecho lo hace), descubres canciones como ''Vuela libre paloma'' de Maná, y la tristeza desaparece. Esa tristeza inicial que tanto te maltrató, sin saber porqué, se convierte en una sonrisa en tu cara, acompañada de unas lágrimas de cortesía. Y te preguntas, ¿porqué esa sonrisa? Y sin saber porque, la respuesta te cae del cielo: porque sé que fuiste feliz. Dejas de llorar, sonríes, y de vuelta a la normalidad.


Maná - Vuela Libre Paloma


(Drama y luz, 2011)                                               Fuente: YouTube

Gracias a la vida por tenerte.

Gracias por leerme, Tortugas! :)

LaTortugaDeMN

miércoles, 9 de enero de 2013

¡Atrévete!

La timidez. En mi vida, he dejado de ganar muchísimas cosas por culpa de la maldita timidez. Es una especie de barrera imposible de superar. Y lo peor de todo, es que el 95% de las veces resulta inútil intentar saltarla. Nos ponemos en ese 15% de los afortunados. Por mucho que te creas que la hayas superado por completo la primera vez, la próxima que la intentes burlar te atacará con el doble de fuerza, y probablemente no puedas con ella. Puede que los más optimistas sí. Pero bueno, uno ya se acostumbra a sentir impotencia. La impotencia del querer pero no poder. 

¿Quien no ha tenido la sensación de superar un miedo y decir: ¡pues no era para tanto! y al día siguiente, tener que volver a superar el temor y no poder con él? El miedo es irremediablemente cotidiano en nuestra vida. Aparece en cualquier rincón, cuando menos te lo esperas, y superarlo resulta todo un reto. Un reto sólo apto para los más fuertes. Aquellos a los que la selección natural de Darwin elevaba a lo más alto de la cúspide. Y, yo me pregunto: ¿que hacemos los otros? Sí, los que pasamos desapercibidos del mundo: los llamados débiles por parte de Darwin; los que según él no soportaremos el mundo de los fuertes; los que no predicamos a los cuatro vientos nuestra valentía, simplemente porque nos cuesta exteriorizarla. O porque no tenemos, que remedio. ¿Hundirnos? Pues no, no hemos nacido para hundirnos.

Superviviremos. Nos quitaremos las ataduras de la timidez. ¿Que no puedes? Te creeré cuando lo hayas intentado; una no, mil veces. O más, si hace falta. Porque el otro camino es adaptarse a vivir en ese estado de sumisión, y ese camino nos llevará a no ser nadie. Y no hay nada peor que no influir en este mundo. No digo cambiarlo (que son palabras mayores), solamente influirlo.

Atrévete a decir que sí. Atrévete a gritar ¡no!, pero sobre todo atrévete. Porque, en el mismo momento en el que dudamos si atrevernos o no a hacer algo, estamos perdiendo tiempo. Y el tiempo pasa, tenedlo en cuenta. Porque hoy me apetece restregarle al Darwin ese que los más débiles no estamos perdidos. Es más, somos los más débiles los que haremos imposibles. Y no os olvidéis de que imposibles también existen. 


Shuarma- Vuélvelo a intentar


(El poder de lo frágil, 2010)                                          Fuente: YouTube


Gracias por leerme, y no lo dudes: ¡Atrévete!

La Tortuga de MN

domingo, 6 de enero de 2013

El día de la ilusión

En días como hoy, recuerdo mi infancia y me viene aquella ilusión. La ilusión de levantarme para asomar mi cabeza hacia el árbol de navidad, y encontrarme allí montones de regalos; y me los encontraba. En realidad, prefería que fueran para mí, pero para quién fueran los regalos no me importaba. La alegría venía al sentir sensación de saciedad de regalos: y cuando más grandes mejor. Regalos por todos los lados del árbol. Para mí, ese era el día. La simple ilusión de ver regalos me sobrepasaba.

Pasaron tiempos mejores, eso esta claro. Porque después llegó una época en la que esa ilusión cambió. Me conformaba con, simplemente, asomar la cabecita y ver algún regalo para cada uno. En realidad, no fueron tiempos fáciles por motivos personales y por eso, la ilusión de ver miles de regalos amontonados en la cuna del árbol se convirtió en la de que hubiera, al menos, algún regalo para toda mi familia. Crecía y empezaba a mirar un poco más por mi familia, y además en aquella edad comprendía algo que me iba a servir para toda la vida: que el dinero no cae del cielo.

Luego, crecí más (mentalmente hablando) hasta hoy. El regalo pasa a un papel secundario en esta historia. Personalmente, aunque me importaban (como a todos), lo que más me gustaba a partir del cambio era el significado del mismo día de reyes. No por los regalos, sino por la cantidad de millones de niños que tenían la misma ilusión que yo tenía cuando era un pequeñajo. Esa sensación de: ''hoy es el día en el que millones de niños no pueden dormir esperando a ver su árbol lleno de regalos... que ilusión tenía yo cuando era pequeño'', es la que me llenaba y la que actualmente, sigue llenándome. El motivo de mi resumida biografía es que hoy me he levantado con ilusión. No por mí, sino los que disfrutan de los momentos que viví yo cuando era niño.

Para terminar, en esta entrada me gustaría remarcar a aquellas familias que no pueden disfrutar de un solo regalo (cabe puntualizar que cada vez hay más). Gracias a grandes corazones, hay miles de asociaciones que están colaborando para que éstas sepan lo que es la ilusión de ver un regalo debajo del árbol. Estoy absolutamente seguro de que disfrutarán del día mucho más que aquellos que tengan los árboles repletos. Eso sí es ilusión en mayúsculas. Muchísimas gracias por su colaboración, de verdad.

Tranquiliza muchísimo ver que existen personas que se preocupan por los más desafortunados. En todo caso, espero que hayáis tenido ilusión. En días como hoy, es lo más importante.

Muchísimas gracias por leerme, Tortugas :)

La Tortuga de MN


miércoles, 2 de enero de 2013

La brisa del mar

Ayer me decidí a dar un paseo por el puerto de Valencia. En realidad, siempre me ha reconfortado caminar cerca del mar, ya que soy de esas personas que opinan que la simple y húmeda brisa del mar es capaz de curar los males más enrevesados, y además, hacerlo de una manera totalmente milagrosa. Simplemente con respirar esa brisa, el cuerpo me rejuvenece, sana y automáticamente me inunda la alegría. Personalmente, necesito mi dosis de mar regularmente.

Ayer asomé mi cabeza ante la inmensidad del mar. Dirigí mis ojos hacia el horizonte y me dí cuenta de que, en realidad, no era ni una milésima parte de toda la vida que se respira en el océano. Dentro de lo que nosotros pensamos que es un embalse inmenso e inerte, existe vida. Es otro mundo. El mar esta repleto de vida en su interior. Y no solo por los seres que viven dentro, sino por la vida que da a personas que viven de él, y con él. Yo, sinceramente, lo utilizo para desconectar del mundo terrestre.

Ayer me fijé en la inmensidad del mar y descubrí que, a veces, no hay nada mejor que ''la nada del mar'' para poder aislarse de este mundo, aunque sea solamente por unos instantes. Vivimos en un mundo en el que reina la prisa, los ruidos, los sentimientos, y las emociones. Ayer, bebí el antídoto. Escuché el silencio, sentí como la inmensidad me purificaba por completo en cuerpo y mente. En estos momentos, estoy recordando a un profesor de Filosofía que, a la hora de pasar lista todos los días, nos obligaba a contestar: ''Presente, en cuerpo y mente''. Curioso, porque ahora me doy cuenta de que aquel profesor sabía muy bien lo que decía, aunque nadie de nosotros se lo tomaba en serio. ''Que tontería, decía yo''. Cuanto más estoy escribiendo, más me doy cuenta de la razón que tenía aquel filósofo. Admito que me equivoqué al reírme de su forma de pasar lista. Si me disculpáis, vuelvo al día de ayer por la tarde.

Allí estaba yo. Sintiendo la oscuridad del anochecer cerca, pero con la certeza de que no había nada mejor que sentir en aquel momento. El agua entraba por mis ojos, me depuraba el cuerpo y conseguía transformar los más insoportables pensamientos del mundo en absolutamente nada, en cosas secundarias. Me atrevería a decir insignificantes, todas ellas producto de tu mente: fuertemente influenciada por un mundo que ha olvidado por completo las pautas para lograr la tan ansiada felicidad.

Podré sonar poético, pero la verdad es que ayer la brisa del mar me abrió los ojos. personalmente, llegué a la conclusión de que la felicidad, además de ser en parte independiente del mundo en el que vivimos, es imprevisible. Igual te aparece cuando menos te lo esperas, y sin motivo aparente. Ayer creí aprender que la felicidad no depende de nada en concreto. Depende de tí mismo, y de las sensaciones que el entorno te provoque. Personalmente, yo tengo la suerte de haber aprendido que estos instantes de felicidad que todos buscamos, los encuentro más frecuentemente en la música, en el deporte y en el mar.

Resulta muy difícil de explicar con palabras lo que te ha provocado esos instantes de felicidad. Disculpen mi atrevimiento pero hoy yo lo he intentado. Tanto como si me habéis entendido como si no, os agradezco que me hayáis leído.

Os animo a que recordéis instantes de felicidad, y los intentéis frecuentar más.


La Tortuga de MN

martes, 1 de enero de 2013

Love Actually

Quedan 170 días, 6 horas, 41 minutos, 28 segundos para verano. ¿Cómo lo veis? Tenéis ganas, ¿verdad? En todo caso, no nos adelantemos a los acontecimientos. Ayer terminó el año 2012. Para algunos, un gran año; para otros, uno más; y seguro que para otros muchos, el peor. De todos modos, sea como sea, recordad solo lo bueno. O al menos, intentadlo. Al final lo bueno es lo que importa, y lo que te saca la sonrisa de la nada.

En todo caso si me lo permitís, hoy voy a hacer una excepción en mi blog. Esta tarde no voy a escribir, porque les mentiría si les dijera que estoy inspirado. Por eso, les pido disculpas, i me declaro culpable. Pero me gustaría compartir una película con vosotros. Además en Alta definición, que aún se disfruta más. Sinceramente, una de las mejores películas que he visto. Así que, nada mejor que una tarde de cine con Love Actually. Para quien me lea de noche: nada mejor que una noche de cine con Love Actually.

Sinopsis
Love actually entrelaza una serie de historias divertidas y conmovedoras que terminan en una, pero con muchos puntos culminantes en Nochebuena. Love actually es realmente una abreviatura de "Love actually is all around" y este es precisamente el argumento de la película: en cualquier sitio al que mires, el amor es la fuerza impulsora de la vida de las personas. Desde los primeros ministros hasta las viejas estrellas del rock, desde una fría directora de colegio hasta una asistenta portuguesa que sólo habla su idioma, la película presenta aspectos divertidos, tristes y estúpidos del amor en todas sus formas y tamaños.

Disfrútenla.

¡Gracias por seguir mi blog!

LOVE ACTUALLY EN HD


¡Feliz 2013 Tortugas!

La Tortuga de MN