ElDeDalt

martes, 11 de marzo de 2014

El Silencio

Me apetece escuchar música. Añadirle a cielo estrellado alguna banda sonora. 

Si se callase el ruido oirías la lluvia caer, limpiando la ciudad de espectros te oiría hablar en sueños…

Es curioso, pero poca gente se quedará sentada escuchándose. Nos dedicamos a estudiar; trabajar; cumplir rutinas; y lo hacemos siempre en compañía. 

Escuchando el silencio, pienso en todo esto. Estoy seguro de que muchas personas están dudando de la eficacia de reflexionar el silencio durante unos minutos; de dedicarte ese tiempo a ti; olvidarte del mundo por un instante.

Pero, en todo caso, siguen mis ganas de escuchar música. Probablemente ahora escucharía alguna de Amaral, voz celestial donde las haya.

Y sigo con mi pensamiento… ¿Por qué no nos dedicamos más tiempo a nosotros mismos? Nos pasamos la vida intentando conocer a las personas que se cruzan en nuestro camino, pero no nos concebimos a nosotros mismos como una de ellas.

Solo en esos momentos podrás conocerte a ti mismo. Apuesto a que nadie te podría conocer mejor que tú, y es una afirmación que puede parecer lógica, pero sin embargo, no dedicas tu tiempo a conocerte, y estoy seguro de que no te conoces. 

Es aquí cuando hablo de mí. No me conozco, para nada. 

Eckhart Tolle no se basaría tanto en los pensamientos, sino en las sensaciones (o sentimientos) en sí de cada uno, pero creo que me comprendería.

Antes de irme, pedir disculpas a mis futuros lectores por el orden desordenado de mi texto; escribir sin planear no es difícil… pero es un caos.

Hora de abrir los ojos, que empieza a helar y quiero dormir.

LaTortugaDeMN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada