ElDeDalt

domingo, 10 de agosto de 2014

Vivir es fácil... si sabes cómo

Nos pasamos toda la vida esperando.

Yo, lo admito. Lo hacía muy a menudo, incluso me atrevería a decir que me repetía las mismas frases diariamente. Estoy seguro que vosotros también; en todo caso, os lo preguntaré: ¿Alguna vez habéis dicho algo parecido a, cuando llegue ese día, seré feliz? También existen diferentes versiones de la misma pregunta... cuando me pase tal cosa, seré tan feliz; cuando se cumpla mi deseo, seré entonces verdaderamente feliz, y un largo etcétera.

Nos pasamos toda la vida esperando, a algo que no existe.

Este es el problema. Creemos que esa felicidad; que ese deseo, que esa "cosa" a la que esperamos, existe. Pues no. Siento decepcionar, pero nada de lo que imaginas existe. Sólo es eso, material producido por un exceso de imaginación innecesaria. Lo único que te puedo decir; y pondría la mano en el fuego, es que lo único que es capaz de moldearte interiormente es el momento presente. Ahora, el presente, es lo único que puede hacerte sentir. Lo único que puede hacerte vibrar. Lo único que existe, y por lo único que hay que luchar en última instancia.

¿Acaso existe el pasado? No. Lo único que existe es el momento presente. El ahora. 

¿Entonces, el futuro existe? Error. Imaginaciones inventadas por una mente que no puede estar quieta.

Concluyendo. ¿Si no hay ni pasado ni futuro, que hay? Lo único que podemos disfrutar es del ahora. Es lo único que existe, lo único que puedo vivir. De mi mano está disfrutar del presente. Imposible resulta moldear algo que ya no existe, como es el tiempo pasado. Descabellado intentar predecir el futuro y vivir condicionado a lo que pasará en un futuro. Sencillo, ¿verdad? No dejes que la mente te sature en arrepentimientos pasados, ni en predicciones futuras. Sepárate de ella. Sé tu, no tu mente.

Solo así, se puede llegar a ver el verdadero color de las cosas. Así, sentirás la brisa del aire acariciando tu piel, hasta el punto que sin saber por qué, se te erizarán los pelos. Probablemente empieces a escuchar la música, centrándote en cada una de sus melodías, la valorarás; empezarás a no asociarla a ningún hecho pasado ni futuro, ya que la música es algo más que eso. Te invito a abrir los ojos. Fascínate de todo lo que te rodea. Todo lo que existe es el ahora. Exprímelo al máximo.

Créeme, tienes suerte de poder vivir.

LaTortugaDeMN

No hay comentarios:

Publicar un comentario