ElDeDalt

sábado, 29 de marzo de 2014

Crío

"Mírate como has crecido, en que te has convertido y quién creció contigo."

¿Os pasa que estáis aburridos por casa, y se os ocurre investigar fotos de cuando aún te creías un pequeñajo?

Eso he hecho. Mirando fotos, me he dado cuenta que el tiempo no pasa en vano. En una de las mil fotos, las cuales cada una tenía algo que me hacía sonreír; o bien por el pelo a lo Pitingo del viaje de fin de curso a Tenerife en cuarto de eso, o bien por las actualizaciones que escribía en el metroflog, entre otras cosas. 

En realidad, fui feliz, y no dejaría de hacer nada de lo que hice. Despues de pensarmelo varias veces, y de discutirlo con mi Yo pensante, hemos llegado a la conclusión de que.. puedo decir que crecí feliz y rodeado de personas inolvidables a la que le debo quien soy. 

Aún recuerdo aquel viaje a Tenerife. Sería tal placer enterarme de que alguien de los asistentes a aquel viaje estén leyendo esto... estará de acuerdo en que fue el viaje de nuestra vida; todos dicen que existe un viaje que no puede igualar a ningún otro, por cualquier motivo. Éste es el mio. 

Podría contar mil y un recuerdos que se me han pasado por la cabeza... la búsqueda de libertad, amores, decepciones, aquella ansiedad por ser mayor.. Pero no voy a continuar. Te voy a animar a que, en un papel en blanco, como si fuese tu pedacito de diario donde escribieses tu recuerdo de niñez, te expreses. Anímate a contar que sientas, de verdad. Es muy reconfortante.

PD: Ya si lo escribes en modo de comentario en esta entrada, te dedico una entrada, te invito a comer, te compro una casa en Los Ángeles y te pago su hipoteca.


Lagarto Amarillo - Crío

Fuente: YouTube

"Te partiste el corazón intentando ser uno más."

LaTortugaDeMN

sábado, 22 de marzo de 2014

21.000 Gracias.

Estoy escribiendo esto con 20 años.

No escribiré mucho más... sólo que os recomiendo que no salgáis con la bicicleta si veis el cielo algo nublado. En cuestión de minutos te pilla la tormenta, se te llenan de agua las zapatillas, y en resumen, maldices no haberte quedado en casa.

Pero ha sido curioso, porque debajo de la lluvia me he sentido libre. Me he mojado hasta lo inmojable, pero iba cantando, oye. Ahora comprendo el singing in the rain famoso.. aquel chico no paraba de bailar con farolas, con charcos, con coches... dios, que locura.

En realidad, estoy escribiendo por escribir. Ahora mismo podria escribir la palabra mesa, podria escribir tijeras, cortina... no sé, cualquier palabra que me viniese a la cabeza. Sin embargo, creo que es mejor escribir cosas que tengan sentido... así que allá voy.

Faltan 4 minutos para que tenga 21. Pero aún tengo 20, así que no me podéis llamar viejo, joder! Estoy en la flor de la vida... in the life flower, traducido para angloparlantes. Ah, y una visita más, y serán ya 21000.

Este es el misterio que se oculta detrás de esta entrada. Hoy tengo 20 años, mañana 21. Ahora tengo 20.999 visitas, en nada 21.000. Creo que esto es más misterioso que el mismísimo Iker Jiménez. Y la de los dientes de al lado ya, ni te cuento... Bueno, me despido, que ya tengo 21 años. Si quieren algo, estaré llorando en mi habitación intentando comprender lo afortunado que soy.

21.000 gracias!

LaTortugaDeMN

martes, 11 de marzo de 2014

El Silencio

Me apetece escuchar música. Añadirle a cielo estrellado alguna banda sonora. 

Si se callase el ruido oirías la lluvia caer, limpiando la ciudad de espectros te oiría hablar en sueños…

Es curioso, pero poca gente se quedará sentada escuchándose. Nos dedicamos a estudiar; trabajar; cumplir rutinas; y lo hacemos siempre en compañía. 

Escuchando el silencio, pienso en todo esto. Estoy seguro de que muchas personas están dudando de la eficacia de reflexionar el silencio durante unos minutos; de dedicarte ese tiempo a ti; olvidarte del mundo por un instante.

Pero, en todo caso, siguen mis ganas de escuchar música. Probablemente ahora escucharía alguna de Amaral, voz celestial donde las haya.

Y sigo con mi pensamiento… ¿Por qué no nos dedicamos más tiempo a nosotros mismos? Nos pasamos la vida intentando conocer a las personas que se cruzan en nuestro camino, pero no nos concebimos a nosotros mismos como una de ellas.

Solo en esos momentos podrás conocerte a ti mismo. Apuesto a que nadie te podría conocer mejor que tú, y es una afirmación que puede parecer lógica, pero sin embargo, no dedicas tu tiempo a conocerte, y estoy seguro de que no te conoces. 

Es aquí cuando hablo de mí. No me conozco, para nada. 

Eckhart Tolle no se basaría tanto en los pensamientos, sino en las sensaciones (o sentimientos) en sí de cada uno, pero creo que me comprendería.

Antes de irme, pedir disculpas a mis futuros lectores por el orden desordenado de mi texto; escribir sin planear no es difícil… pero es un caos.

Hora de abrir los ojos, que empieza a helar y quiero dormir.

LaTortugaDeMN